Buscar

Virginia investiga después de que la policía usara gas pimienta contra un oficial negro del Ejército



El fiscal general de Virginia ordenó a su oficina de derechos civiles que investigue un posible "patrón de mala conducta" por parte de la policía en la ciudad de Windsor luego de que los oficiales sacaron sus armas y usaron gas pimienta contra un oficial del Ejército de Estados Unidos uniformado de color negro durante una parada de tráfico.

Caron Nazario, un subteniente del Cuerpo Médico del Ejército, presentó una demanda este mes contra Joe Gutiérrez y Daniel Crocker, oficiales del departamento de policía en la ciudad de unas 2.600 personas en el sureste de Virginia, por el incidente ocurrido en diciembre.


La demanda dijo que la parada de tráfico "se debió aparentemente a la falta de una placa trasera, aunque las etiquetas temporales estaban colocadas en la parte trasera del vehículo y eran visibles". Las imágenes de la cámara corporal mostraron a los oficiales apuntando con sus armas a Nazario, usando gas pimienta y tirándolo al suelo.


"Mi Oficina de Derechos Civiles investigará si ha habido un patrón de mala conducta con estos oficiales o en general con el departamento en su conjunto", escribió el martes en Twitter el fiscal general de Virginia, Mark Herring, un demócrata.

Existe una mayor preocupación en los Estados Unidos por la justicia racial y el uso de la fuerza por parte de la policía después de una serie de incidentes que incluyen el arresto mortal de un hombre negro llamado George Floyd en mayo pasado por un policía blanco en Minneapolis. Las protestas han estallado nuevamente en Minnesota después de que un oficial de policía le disparó fatalmente a un hombre negro en otra parada de tráfico.


En una entrevista con CNN el lunes por la noche, Herring calificó la conducta de los oficiales de Windsor como "espantosa" y "peligrosa", y dijo que no vio nada en el video que justificara sus acciones.

La demanda acusó a los oficiales de violar la prohibición de la Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos sobre registros e incautaciones irrazonables, asalto y otros reclamos. Gutiérrez fue despedido después de que una investigación determinara que no siguió las políticas del departamento de policía, dijo la ciudad en un comunicado.