Buscar

¿Qué son los beneficios por presunta discapacidad del Seguro Social?


La Administración del Seguro Social (SSA) tarda varios meses en procesar una solicitud basada en discapacidad para la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), un beneficio mensual para discapacitados y personas mayores con ingresos muy bajos. Sin embargo, los solicitantes con ciertas afecciones médicas pueden cobrar pagos por adelantado mientras esperan una decisión sobre su reclamo.

Estos beneficios de presunta discapacidad (PD) están diseñados para brindar apoyo financiero a las personas que la SSA considera que tienen muchas probabilidades de ser aprobadas para SSI, según la información de su solicitud. Los pagos pueden durar hasta seis meses y, por lo general, no es necesario reembolsarlos, incluso si la agencia finalmente decide que el solicitante no está médicamente calificado para los beneficios por discapacidad.


Un hallazgo de presunta discapacidad se basa en la gravedad de su discapacidad y la evidencia médica disponible cuando presentó la solicitud.


No es necesario que solicite por separado los pagos por presunta discapacidad. Se considera que lo está haciendo cuando solicita SSI. Las oficinas de campo del Seguro Social que inicialmente revisan las solicitudes generalmente toman la decisión de otorgar los pagos, pero los Servicios de Determinación de Discapacidad (DDS), las agencias estatales responsables de aprobar o denegar las reclamaciones por discapacidad, también pueden hacerlo.


Las oficinas de campo están limitadas a considerar las condiciones enumeradas anteriormente, pero el DDS tiene margen para otorgar presunta discapacidad por otras deficiencias. Los pagos por adelantado se detienen cuando el Seguro Social toma una decisión sobre su reclamo de SSI o en seis meses (lo que ocurra primero).