Buscar

¿Qué es una revisión por discapacidad del Seguro Social (SSDI)?



Recibir el Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI) o la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) hoy no significa necesariamente que seguirá siendo elegible mañana. El Seguro Social define la discapacidad en parte como una enfermedad o lesión que le impide trabajar durante al menos un año. Si su condición mejora hasta el punto en que puede volver a trabajar, se supone que los beneficios cesarán.

Por esa razón, la Administración del Seguro Social (SSA) realiza un control periódico, llamado revisión de discapacidad continua (CDR), para asegurarse de que aún padece una afección que le impide ganarse la vida.


En un CDR, un examinador de discapacidades y un consultor médico del Seguro Social revisan su caso para ver si ha habido alguna mejora médica desde que comenzó a recibir los beneficios o desde su última revisión. Se le pedirá que proporcione cierta información médica, incluidos detalles sobre tratamientos recientes, contactos de sus médicos y números de registro de pacientes de los centros médicos y hospitales que lo trataron.


Los revisores buscarán información de su equipo de atención médica sobre su afección, cómo le afecta y cómo está siendo tratada. Es posible que le pidan que se someta a un examen o prueba médica, que paga el Seguro Social. También querrán saber si ha estado trabajando mientras recibía SSDI o SSI y, de ser así, cuánto ha ganado.


La frecuencia y el momento de las revisiones de discapacidad dependen de cómo el Seguro Social categorice su pronóstico a largo plazo.


Si los revisores de la SSA concluyen que sigue discapacitado, sus beneficios continúan. Pero si determinan que su condición ha mejorado lo suficiente como para que pueda trabajar, sus pagos se detendrán aproximadamente dos meses después de la decisión.


También podría perder beneficios si el Seguro Social determina que:

No ha seguido un régimen de tratamiento recetado por un médico que podría conducir a una mejoría médica. Proporcionó información falsa cuando solicitó por primera vez los beneficios por discapacidad. No está cooperando con el examinador que investiga su caso. Puede trabajar debido a la capacitación laboral que recibió o los avances en el tratamiento médico o la tecnología vocacional.


Sus pagos también pueden terminar si ya está trabajando y sus ingresos exceden los límites establecidos por el Seguro Social para los beneficiarios por discapacidad.

Tenga en cuenta que si pierde sus beneficios por discapacidad después de una CDR, puede apelar la decisión. Tiene 60 días a partir de la fecha en que recibió el aviso de terminación para presentar una apelación. Si apela dentro de los 10 días, sus beneficios pueden continuar hasta que haya una decisión final sobre su caso, pero es posible que deba devolver ese dinero si se mantiene la revocación de los beneficios. No estará sujeto a revisiones médicas de su discapacidad si participa en Ticket to Work, un programa de la SSA que brinda capacitación, referencias y otros servicios de empleo a beneficiarios discapacitados que buscan regresar a la fuerza laboral.