Buscar

Les Traemos dos secretos para aumentar sus beneficios del Seguro Social



Los beneficios del Seguro Social representan una cantidad sustancial de ingresos para millones de jubilados, pero sus cheques mensuales nunca fueron diseñados para reemplazar sus ingresos por completo durante sus años de la tercera edad.

Aunque el Seguro Social solo estaba destinado a representar alrededor del 40% de los ingresos previos a la jubilación, casi una cuarta parte de las parejas casadas y cerca de la mitad de los beneficiarios solteros depende de sus beneficios para al menos el 90% de sus ingresos durante la jubilación.


Si se está acercando a la jubilación, es aconsejable que siga ahorrando y construya unos ahorros sólidos para no tener que depender tanto del Seguro Social. Sin embargo, también hay algunas cosas que pueden hacer para aumentar sus pagos mensuales.


En primer lugar, es posible que pueda reclamar beneficios adicionales si está casado o divorciado.


Si actualmente está casado o divorciado de alguien que es elegible para los beneficios del Seguro Social, es posible que tenga derecho a beneficios de cónyuge o divorcio.


Si bien estos beneficios son principalmente para aquellos que no han trabajado lo suficiente para obtener beneficios basados ​​en su propio historial laboral, es posible que pueda recibir beneficios de cónyuge o divorcio además de sus propios pagos.


Lo máximo que puede cobrar es el 50% de la cantidad que su cónyuge o excónyuge es elegible para recibir en su plena edad de jubilación (FRA). Entonces, por ejemplo, si su cónyuge recibió $ 2,000 por mes en su FRA, lo máximo que puede cobrar en beneficios para el cónyuge es $ 1,000 por mes. Si ya estaba recibiendo, digamos, $ 700 por mes según su propio registro de trabajo, cobraría su pago de $ 700 más $ 300 adicionales por mes.

La segunda es que si reclama demasiado pronto, puede revertir su decisión.


Es importante decidir a qué edad comenzar a reclamar beneficios, porque afectará el monto de sus cheques mensuales por el resto de su vida. Cuanto antes presente su solicitud (desde los 62 años), menores serán sus cheques. Si retrasa los beneficios (hasta los 70 años), recibió cheques más grandes cada mes.


Si reclama temprano y luego cambia de opinión, tiene una oportunidad para revertir su decisión. Deberá retirar su solicitud dentro de los 12 meses posteriores a la reclamación y luego reembolsar todos los beneficios que ya recibió. Después de eso, puede retrasar los beneficios y ganar cheques más grandes en el futuro.


Incrementar sus cheques del Seguro Social puede hacer que su jubilación sea más cómoda, por lo que es aconsejable asegurarse de maximizar sus beneficios. Con estos dos movimientos, es posible que pueda ganar más de lo que cree.