Buscar

Estados Unidos aumenta las deportaciones fronterizas y los enjuiciamientos



La administración de Biden está aumentando las deportaciones y los enjuiciamientos de los migrantes que cruzan la frontera sur ilegalmente en medio de un máximo de 21 años en los arrestos de migrantes y las preocupaciones sobre la rápida propagación de la variante del coronavirus Delta.

Las autoridades estadounidenses ahora están trasladando a migrantes centroamericanos al interior más lejano de México utilizando una orden de salud pública de la era Trump que se extendió indefinidamente la semana pasada, según funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), quienes dijeron que las expulsiones están destinadas a frenar los cruces fronterizos repetidos y la propagación del coronavirus


La administración Biden también ha reiniciado los vuelos de "remoción acelerada" para algunas familias migrantes que no pueden ser expulsadas a México bajo la autoridad de salud pública, conocida como Título 42.


Los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dijeron que "los adultos migrantes que intenten cruzar la frontera sur nuevamente después de ser deportados podrían ser remitidos a un proceso penal bajo otra iniciativa diseñada para reducir la alta tasa de reincidencia entre los que cruzan la frontera, particularmente los hombres mexicanos".

Los esfuerzos de aplicación marcan un capítulo nuevo y más estricto en la política fronteriza de la administración Biden, que anteriormente se había centrado en expandir la capacidad de asilo, poner fin a las restricciones de la era Trump y acelerar el procesamiento de niños no acompañados. El objetivo general, ha dicho la administración, es establecer un proceso "humano" y "ordenado".