Buscar

¿Está planeando reclamar el Seguro Social pronto? Hoy repasaremos 3 movimientos cruciales


Prepararse para jubilarse y comenzar a reclamar el Seguro Social puede ser un capítulo emocionante en la vida, pero es importante asegurarse de estar lo más preparado posible. Los beneficios del Seguro Social pueden representar una parte sustancial de sus ingresos de jubilación, por lo que es aconsejable aprovecharlos al máximo.


Al aprovechar los siguientes tres movimientos antes de presentar su declaración, será más fácil maximizar sus ingresos durante la jubilación.

Lo primero es verificar el monto de su beneficio. Incluso si aún no se ha jubilado, puede verificar el monto estimado de su beneficio para ver cuánto se espera que reciba. Para hacer esto, comience creando una cuenta mySocialSecurity en línea. Dentro de su cuenta, verá sus estados de cuenta del Seguro Social, que incluirán el monto de su beneficio estimado en función de sus ingresos reales a lo largo de su carrera. En segundo lugar, asegúrese de saber cómo su edad afectará sus beneficios.


Puede solicitar el Seguro Social a los 62 años o cualquier edad posterior, pero cuanto más espere, más recibirá cada mes. No hay necesariamente una respuesta correcta o incorrecta sobre cuándo debe reclamar, ya que cada edad tendrá sus ventajas y desventajas. Pero es importante saber cómo su edad afectará la cantidad de su beneficio. Y tercero, si está casado, considere cómo su cónyuge influye en su estrategia.


Si usted y su cónyuge tienen derecho al Seguro Social, vale la pena tener una estrategia para cuándo cada uno de ustedes reclamará. Nuevamente, aquí no hay necesariamente una respuesta correcta o incorrecta, pero considerar cómo su cónyuge afectará su estrategia puede ser una forma inteligente de maximizar sus beneficios. Por ejemplo, podría optar por que un cónyuge reclame antes mientras que el otro retrasa los beneficios. En ese escenario, ambos tendrían algún ingreso adicional más temprano en la jubilación, y al mismo tiempo aprovecharían los cheques más grandes que ganarán al retrasarse.


Además, si uno de los cónyuges fallece, el otro puede tener derecho al monto total del beneficio del cónyuge fallecido en beneficios para sobrevivientes. Entonces, en algunos casos, podría tener sentido que una persona retrase los beneficios para que, si él o ella fallece, el cónyuge sobreviviente pueda cobrar un pago mensual más alto.


Los beneficios del Seguro Social pueden desempeñar un papel importante en la jubilación, por lo que es una buena idea asegurarse de tomar medidas para maximizarlos. Cuando tiene una estrategia sólida, puede solicitar el Seguro Social con la confianza de que está haciendo todo lo posible para prepararse.