Buscar

El primer ministro de Macedonia del Norte dimite formalmente


El primer ministro de Macedonia del Norte, Zoran Zaev, dimitió formalmente el miércoles, en una medida que había anunciado tras la dura derrota de su partido gobernante socialdemócrata en las elecciones locales de octubre.

Está previsto que Zaev sea reemplazado por un ex viceministro de Finanzas, Dimitar Kovachevski, quien fue elegido como el nuevo jefe del partido de izquierda el 13 de diciembre después de que Zaev también renunciara al liderazgo de los socialdemócratas.


“Los resultados de las últimas elecciones, aunque locales, tuvieron un peso político nacional para el momento político en el que se encuentra el país”, dijo Zaev en una carta explicando su renuncia.

Se espera que el parlamento de Macedonia del Norte acepte formalmente la renuncia de Zaev el jueves.


En los próximos 10 días, el presidente Stevo Pendarovski debe entregar el mandato de formar un nuevo gobierno a una coalición liderada por los socialdemócratas que controla una mayoría en el parlamento de 120 miembros.


Los socialdemócratas obtuvieron la mayoría, evitando elecciones anticipadas, después de llegar a un acuerdo con un pequeño partido de etnia albanesa para unirse a la coalición gubernamental que controlará 64 escaños.


Después de recibir el mandato, Kovachevski, de 47 años, tendrá 20 días para proponer un nuevo gobierno al parlamento. Se espera que su nuevo gabinete sea elegido a mediados de enero.

Zaev se desempeñó como líder del partido desde 2013 y como primer ministro desde 2016. Aseguró la membresía de Macedonia del Norte en la OTAN después de terminar una disputa de décadas con Grecia sobre el nombre del país. Pero no pudo avanzar en sus ambiciones de unirse a la Unión Europea, en gran parte debido a una disputa histórica con otro vecino de la UE, Bulgaria.


Zaev dijo el miércoles que el acuerdo con Grecia "proporcionó paz y seguridad duraderas y allanó el camino para el bienestar económico de la gente".


El principal partido de oposición de centro-derecha del país, VMRO-DPMNE, está presionando para una elección anticipada, insistiendo en que el nuevo gabinete debe ganar su legitimidad solo a través de una votación.