Buscar

El comité del 6 de enero busca la primera entrevista con el legislador de la Cámara de Representante


El comité de la Cámara de Representantes que investiga los disturbios del 6 de enero está dirigiendo su atención a un colega legislador por primera vez, con una solicitud de información del representante republicano Scott Perry de Pensilvania.

El presidente del comité, Bennie Thompson, demócrata de Mississippi, dijo en una carta a Perry el lunes que el panel bipartidista tiene evidencia que lo conecta con los eventos que rodearon el ataque al Capitolio de los Estados Unidos. Thompson dijo que Perry estuvo involucrado en los esfuerzos para convertir al ex funcionario del Departamento de Justicia Jeffrey Clark en el fiscal general interino durante los últimos meses de la administración Trump.


"Hemos recibido evidencia de varios testigos de que usted tuvo un papel importante en los esfuerzos para instalar al Sr. Clark como Fiscal General interino", dijo Thompson, citando al ex fiscal general interino Jeffrey Rosen y al ex fiscal general adjunto Richard Donoghue, quienes estaban en esos publicaciones al final del tiempo en el cargo del ex presidente Donald Trump.

"El fiscal general interino Rosen y el fiscal general adjunto Donoghue han proporcionado evidencia sobre estos temas, y hemos recibido evidencia de que otros que trabajaron con el Sr. Clark estaban al tanto de estos planes", escribió Thompson.


Continuó diciendo que el comité tiene información que indica que Perry se comunicó "en varios momentos relevantes con la Casa Blanca y otros involucrados en otros temas relevantes, incluso con respecto a las acusaciones de que las máquinas de votación de Dominion habían sido corruptas".


La oficina de Perry no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.


Perry es el primer legislador al que el comité presiona para obtener información. Numerosos aliados de Trump y exfuncionarios de la administración han sido citados, incluido el exjefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, quien sirvió en la Cámara antes de unirse a la administración de Trump.


Perry, miembro del conservador House Freedom Caucus que ingresó al Congreso en 2013, se opuso a los electores de Pensilvania apenas unas horas después del motín del 6 de enero, junto con otros siete miembros republicanos de la delegación del Congreso del estado. También estuvo involucrado en impulsar las teorías de conspiración de fraude electoral en Pensilvania.

Thompson propuso una reunión con Perry antes del 4 de enero, ofreciendo en la carta reunirse en el distrito de Perry en Pensilvania.